El Tema:

“La planificación familiar es un derecho humano”

La planificación familiar, de manera general, se considera como “el conjunto de acciones, que una persona lleva a cabo para determinar el tamaño y la estructura de su familia, el conjunto de decisiones que toma y las prácticas que realiza en torno a su reproducción”(Palma y Rivera, 2006).Sin embargo, este proceso que, en última instancia, tiene lugar a nivel individual, involucra las múltiples interrelaciones que se producen también en la toma de decisiones a nivel macro social y en el contexto social próximo en que los seres humanos desarrollan su vida cotidiana.

El acceso a una planificación familiar segura y voluntaria es un derecho humano. La planificación familiar es fundamental para la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer y es un factor clave para reducir la pobreza. Sin embargo, unos 225 millones de mujeres que quieren utilizar métodos de planificación familiar seguros y eficaces no pueden hacerlo porque carecen de acceso a la información, los servicios o el apoyo de sus parejas o comunidades. La mayoría de estas mujeres con una necesidad de anticonceptivos no cubierta viven en 69 de los países más pobres del mundo.

Capacitar a los profesionales que laboran en los servicios de planificación familiar para que incorporen a sus prácticas una nueva visión sobre las y los adolescentes, así como las más recientes evidencias en planificación familiar, fue el objetivo fundamental del Pri­mer Seminario Nacional sobre esta temática que se desarrolló en Cuba en el 2015.

“Se trata de desarrollar acciones que contribuyan a mejorar el acceso a las informaciones y la calidad de la atención en salud se­xual y reproductiva, para disminuir las ne­cesidades insatisfechas en anticoncepción y el embarazo no planeado”, comentó a Gran­ma el doctor Roberto Álvarez Fumero, jefe del De­par­tamento Materno Infantil del Ministerio de Salud Pública.

De acuerdo con el doctor Fumero, revisar la posición actual de la planificación familiar y el uso de la anticoncepción como un derecho de las personas, incluyendo la importancia de la participación del hombre en la planificación familiar; además de reflexionar sobre cómo se comporta actualmente la vi­da sexual de los y las adolescentes, sus vulnerabilidades y cómo incorporar a sus hábitos las distintas medidas de prevención, son otros de los propósitos de la cita.

Según refiere el entrevistado, si bien Cuba muestra una elevada cobertura de anticoncepción (78 %) —de las más altas del mundo— y cuenta con la participación de los principales sectores sociales en un programa de educación integral en la sexualidad; el país no ha logrado reducir a niveles esperados el embarazo no planificado (más acentuadamente en adolescentes) y el aborto, al cual acuden co­mo derecho las mujeres.

De ahí la necesidad de consolidar el sistema de planificación familiar desde los Co­n­sultorios del Médico de la Familia, hasta las consultas municipales de referencia. “Es im­portante que se conviertan en verdaderos ser­vicios amigables a los adolescentes, don­de desarrollen su actividad profesionales al­tamente calificados, con información actualizada y disponibilidad de al menos cinco mé­todos anticonceptivos seguros y modernos”.

Asimismo, el doctor Fumero explicó que la planificación familiar es una acción de sa­lud más que desarrollan los médicos y en­fermeras de la familia en las áreas, a donde deberían acudir las parejas antes del embarazo, sin ser remitidas; para que les sean identificadas las condiciones que pueden afec­tar la salud del binomio madre-hijo.

 

Tomado de: http://www.granma.cu/cuba/2015-03-10/planificacion-un-tema-familiar

 

La ONU invita a dar prioridad a los jóvenes en los planes de desarrollo

Para que todos los embarazos sean deseados y todos los nacimientos seguros

Porque planear tu familia implica que puedas planear tu vida.